Buenos días a todos y todas, os echo mucho de menos!!!

Leed la lectura de Jesús en el Huerto de los Olivos, a continuación, buscad en el relato una frase que indique la obediencia de Jesús al Padre. Después, explícadla con vuestras palabras y contadme algo en lo que siempre obedecéis a papá y mamá. Tenéis hasta el domingo para entregarlo. Buen finde.

PRIMERA ESTACIÓN
Jesús en el Huerto de los Olivos

Lectura del Evangelio según San Lucas. 22, 39-46

Salió Jesús, como de costumbre, al monte de los Olivos;
y lo siguieron los discípulos.
Al llegar al sitio, les dijo: “Orad, para no caer en la tentación”.
Él se arrancó de ellos, alejándose como a un tiro de piedra
y, arrodillado, oraba diciendo:
“Padre, si quieres, aparta de mí ese cáliz.
Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya”.
Y se le apareció un ángel del cielo que lo animaba.
En medio de su angustia, oraba con más insistencia.
Y le bajaba el sudor a goterones, como de sangre, hasta el suelo.
Y levantándose de la oración, fue hacia sus discípulos,
los encontró dormidos por la pena, y les dijo:
“¿Por qué dormís? Levantaos y orad, para no caer en la tentación”.


“¡Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz!
Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya” (Lc 22, 42).
Dos voluntades se enfrentan por un momento,
para confluir luego en un abandono de amor ya anunciado por Jesús:
“Es necesario que el mundo comprenda que amo al Padre,
y que lo que el Padre me manda, yo lo hago” (Jn 14, 31).