El programa de Salud en la Escuela está promovido por la Consejería de Educación  con el objetivo claro de despertar en alumnos, padres y profesores una motivación y toma de conciencia de que la salud es algo que conlleva una parte educacional y de aprendizaje por imitación importante. Las familias y el entorno son fundamentales para esto. Involucrar a los padres es una meta y objetivo necesario desde los primeros años de la vida escolar para que sea efectivo este tipo de proyecto.

En los centros de educación es importante fomentar y transmitir que hay muchas pautas de comportamiento y hábitos que, aprendidos desde pequeños, son fundamentales para poder adquirir una buena salud que haga en las etapas más tempranas de la vida una base sólida para afrontar el desarrollo normal de una persona.

Las actuaciones más destacadas que se trabajan en todos los niveles educativos son:

Actividades relacionadas con la alimentación y los hábitos alimenticios.

Actividades encaminadas al trabajo con la salud emocional.

Actividades encaminadas a la adquisición de hábitos higiénicos y saludables.

 Actividades que promueven la actividad física y el deporte.