Desde 1926, el 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro, una fecha promovida por la UNESCO con motivo de la supuesta coincidencia del fallecimiento de Cervantes, Shakespeare y Garcilaso de la Vega ese mismo día en el año 1616.

Se trata de una fecha muy especial en la que rendimos homenaje a libros y autores de  todo el mundo y todas las épocas. Un día que nos permite compartir uno de los tesoros más preciados de la humanidad, símbolo de creatividad y sabiduría.

¡Vamos a celebrarlo!. ¿Quieres saber cómo? ¡Echa un vistazo a las actividades que te propongo!

  1. Cambia una historia que conozcas y reescríbela: ¿qué pasaría si la bella durmiente consiguiera no quedarse dormida? Es muy divertido cambiar el final de un libro o la trama de las aventuras.
  2. Inventa un cuento: ¿qué os parece si os convertís en escritores por un día? Recuerda que es una narración breve, con un argumento sencillo y un número reducido de personajes.
  3. Crea un caligrama: selecciona un poema y rompe con la  distribución tradicional de sus líneas, representándolo en una atípica imagen visual.
  4. Haz un microrrelato: pocas palabras, para grandes historias. La elección de su título es muy importante y su extensión no debe superar las 250 palabras. Recuerda la regla de las 6 W para su creación: Who? What? Where? When?  Why? How? 
  5. Escribe un cómic:  inventamos una historia en viñetas y la contamos  a través de una sucesión de dibujos que completamos con un texto escrito que suele ir encerrado en un bocadillo.
  6. Ilustra un poema o canción:  copiamos un poema sencillo o nuestra canción preferida y creamos un dibujo con lo que nos sugiera.
  7. Busca citas célebres:  frases que nos llamen la atención y  podemos escribirlas en un mural para poder leerlas durante mucho tiempo.

Elige una actividad y puedes enviarla hasta el lunes 27 de abril.

“La imaginación puede ser una vía de escape y la creación una terapia natural”.